HAMBRE EMOCIONAL

Comer sano no es lo que queremos en situaciones como las que describo.-


A menudo hablamos que son las emociones las que nos llevan a aumentar de peso:
Ansiedad,  estrés, aburrimiento, cansancio, bienestar, vida social.

Vamos a analizar una a una:

Ansiedad:

la persona vive situaciones que generan expectativas, ya sea en el trabajo, su casa, sus relaciones, estas expectativas , se relacionan con logros o con perdidas de logros ya alcanzados. Perdida de empleo, de una relación ya sea amistosa o amorosa,  consecución de empleos, relaciones, ganancias, llegar a un auto, tener deudas importantes, son entre otras causas de padecimiento, que no canalizadas, producen miedo, preocupación excesiva y ansiedad.
La persona ansiosa, busca con la comida, calmar esas sensaciones que tiene cuando aparece la ansiedad. Así es que vemos personas que comen excesivamente rápido y de manera nerviosa, cantidades de comida que no controla y que tampoco le sirven para saciar sus emociones.
El resultado de esto puede ser: sobre peso, ulceras, hernias hiatales, colon irritables y a menor escala Cáncer.
La ansiedad, es una emoción que va de menor a mayor. La persona ansiosa se retroalimenta con su propia ansiedad, genera cortisol, la hormona responsable del estrés, nerviosismo y tensión.
El sobre peso que genera la ansiedad, también puede ser causa de haber dejado el cigarrillo, entonces la abstinencia le da ansiedad y la persona que deja su vicio pronto se encuentra con sobrepeso y se pregunta hasta que punto le hizo bien dejar de fumar.
Padecer ansiedad es muy triste. Pero es terrible cuando la persona no asume que la ansiedad es una emoción nociva que debe ser tratada a tiempo, pues de lo contrario puede desencadenar depresión, fobias, adicciones, y hasta ataques de pánico.
Una manera de abordarla es mediante ejercicio físico, y terapias como el reiki o el yoga que nos enseñan a estar presentes aquí y ahora. También la terapia es necesaria en casos donde la persona no puede enfrentar sola su situación.-

ESTRES

Muchas veces la persona sufre estrés y ansiedad juntas. El estrés es el exceso de trabajo, de responsabilidades. El no permitirse disfrutar y vivir siempre alerta al deber, al compromiso. A menudo la persona siente que necesita una vía de escape y se permite comer lo que quiere, a modo de consuelo por todo lo que se priva. Encuentra en la comida algo que se puede permitir, y como vive prohibiendo todo lo que da placer, la comida se va convirtiendo en sinónimo de permitirse disfrutar.
Cuando la persona se da cuenta que engordo mucho, se mira al espejo y no se reconoce, ya es tarde. 
Puede caer en una depresión, y así como en el caso de la ansiedad, entra en un circulo vicioso del cual es difícil salir sin una ayuda profesional.
El exceso de responsabilidad es lo que la persona ve como correcto, entonces es difícil que alguien que no sea profesional pueda hacerle ver lo errado de esta postura.- Amigos y familia, serán desacreditados en los intentos y la persona siente que a pesar de hacer lo correcto ; Nadie lo entiende-
La comida  nuevamente ocupa un lugar de privilegio en el caso del empresario que va a comer a lugares caros, y se relaja un momento. Pero también es un problema para el que vive estresado, come mal, come porquerias, no desayuna, e ingiere cosas de baja calidad nutritiva.
La grasa se adueña del organismo, aparecen enfermedades como hipertensión, colesterol alto, diabetes , colon irritable, gastritis, ulceras, contracturas musculares, migrañas, enfermedades cardiacas, cáncer e infartos. También el estrés puede desencadenar ansiedad, insomnio , ataques de pánico, adicciones, problemas para relacionarse.


CANSANCIO

Hablamos de un cansancio normal, de aquel que se cansa porque toma colectivos y llega a su casa muerto. Por la situación, puede ser un piquete, un paro de transporte, el dinero que no alcanza, en fin hay un sinnúmero de situaciones que sin llegar a lo dañino de los casos anterior, desgastan a la persona. Típico ejemplo de aquel que llega del trabajo hambriento y esta cansado, come cualquier cosa o de pasadita compra facturas para llevar a su casa. Come sin tener control de lo que come y cae rendido sin demasiado trauma, para volver a su trabajo el dia siguiente.
Aquí no hablamos de grandes problemas , ni de estrés , ni de ansiedad, simplemente cansancio. La persona come  cansada, no tiene voluntad de cocinarse, ni hacer dieta, esta tan agotada que llama al delivery. 
Así se acumulan muchos kilos demás a lo largo del año. Y paulatinamente la persona va desencantandose, frustrandose. Puede no llegar a tener estrés o ansiedad, pero si a " resignarse" a tener su sobre peso, bajo la auto mentira: Me acepto asi gordita, soy feliz.
Pueden aparecer desequilibrios en la sangre. Colesterol, sobre peso, diabetes. Y hasta depresión, pero básicamente es un cansancio enorme lo que tiene la persona.  Cansancio que no le permite hacer dieta. O complicarse cocinando a toda la familia y encima tener que hacer comida especial para una misma!
En estos casos, hay que ser organizada. El cansancio se vence con orden. Poner en orden las cosas puede ser la puerta de acceso a una vida mas tranquila , en donde evitemos correr todos los días mediante pequeños tips de organización
 diaria. Es un lindo tema para un post aparte no les parece?

ABURRIMIENTO

la persona esta en su casa, de vacaciones o simplemente de ama de casa. Y hay horas que no puede mas, se aburre y come!
 En estos casos alguien me dio un consejo estupendo: Dormir la siesta! En lugar de quedarse dando vueltas, mirando tele, o comiendo, porque no probas con una linda siesta o una caminata, que te aleje de la heladera en esas horas interminables.
Lo primero sera , identificar los momentos que comemos porque estamos aburridas y buscar actividades que lo reemplacen!

Pero como todo no es malo en la vida. Si. Comemos, cuando estamos bien felices. Con amigos, con familia, o hasta solas! Quien no compro un chocolate alguna vez para disfrutarlo?
En estos casos, lo importante es saber lo que comemos. Si estamos con amigos, mientras charlamos tratemos de llevar la cuenta de lo que comemos. No sea cosa, que la felicidad y el momento después termine en culpa y en no acordarse cuantas facturas nos comimos!

Se identifican con estas situaciones? Les paso alguna de estas? Las leo!!

Comentarios

Entradas populares